Combina patadas y golpes de puño. Al realizarlo, tu cuerpo entra en íntima relación con tu mente y se efectúa una quema de calorías constante. Con su práctica podrás conseguir los siguientes beneficios:

  • Aumenta principalmente resistencia de base (aeróbica o cardiovascular).
  • Ayuda a la consecución y perfeccionamiento de la resistencia mixta (aeróbica y anaeróbica).
  • Aumenta los niveles de fuerza rápida y explosiva o potencia. Mejora rangos de movilidad articular y flexibilidad general.